Buscar este blog

lunes, 28 de junio de 2010

Yoga para el dolor de espalda




¿Como aliviar el dolor de espalda?

La columna raquídea o raquis, está integrada en el ser humano por 33 vértebras, dividida en cinco zonas desde el cráneo hasta el cóccix: cervical, dorsal, lumbar, sacra y coccígea.
Las zonas mas afectadas son la columna cervical y la lumbar, ya que son las mas móviles y las que soportan los movimientos de la cabeza y el tronco, respectivamente.
Casi la mitad de la población adulta padece problemas de columna.


Practicar ejercicio fortalece los músculos y nos da energía. El yoga al ser un ejercicio sin impacto es muy bueno para fortalecer la espalda.
Una postura correcta da elegancia a tu figura.
Recuerda que la cabeza tiene que estar al mismo nivel de los hombros y no hacia adelante. Eres tan joven como flexible es tu columna vertebral.Para seguir siendo jóvenes, el cuerpo debe ser moldeable y flexible. La flexibilidad de las articulaciones y columna es signo de juventud.
Cuando practiques las asanas, presta atención a tu rostro, mantén una actitud serena, relajada, vigila el rictus, los labios, la frente, intenta esbozar una sonrisa sutil.
Con el tiempo tu rostro rejuvenecerá, se tornará luminoso y despejado
es tan vital ser físico como ser espiritual.
La espalda es una de las partes del cuerpo que más descuidamos, aunque en realidad es una de las más delicadas. Un elevado porcentaje de la población padece fuertes dolores de espalda, ya que un mercado laboral cada vez más tecnificado conlleva una importante disminución de la musculación vertebral. Esto se debe, en parte, al uso indiscriminado de elementos que ya forman parte de nuestra vida cotidiana: computador, escaleras mecánicas, ascensores, vehículos...
Importante: Si tiene alguna lesión, antes de relizar los ejercicios consulte con su médico.

Tiángulo superior . Triángulo inferior

Los problemas de espalda abundan en nuestra sociedad. Muchas dolencias crónicas de la espalda se pueden atribuir a una o más de las siguientes causas: mala posición, camas blandas, falta de ejercicio, calzado restrictivo como el tacón alto, un nivel elevado de tensión, una dieta poco saludable, y determinados estados emocionales que se repiten con frecuencia.Un alto porcentaje de dolor de espalda surge de la tendencia emocional que las personas almacenan en su musculatura. Psicológicamente, la baja espalda o región lumbar es nuestra parte más vulnerable. Es por ello que a muchas personas se les afecta la espalda cuando tiene asuntos sin resolver, temores o falta de confianza.Uno de los motivos de seguir un camino espiritual es nuestro deseo de ser más espirituales. Sin embargo, no podemos ser espirituales si estamos llenos de ira y temor. Tenemos que limpiar o transmutar nuestra ira y temores para dar cabida al Espíritu y al Amor.El problema con todas nuestras emociones negativas - ira, miedos y tristezas -es que estas emociones a menudo no son evocadas en respuesta a una situación actual. Lo que normalmente sucede es que, situaciones de la vida corriente evocan reacciones y abusos no procesados en el pasado o en la infancia. Una de nuestras mayores metas de la vida es procesar las emociones irresolutas, para que nuestras respuestas, en lugar de ser controladas automáticamente por nuestro pasado, nos den información exacta sobre las circunstancias del momento.

Energéticamente la zona baja de la espalda es llamada “triángulo inferior” en Kundalini yoga. Es la sede de los tres primeros centros energéticos, donde se asientan la seguridad, la confianza, la creatividad primaria, y la idea del yo o afirmación personal.El otro lado; “el triángulo superior” se refiere a la comunicación veraz, la visión intuitiva y la comprensión de planos más elevados de conciencia humana. El equilibrio de ambos triángulos (el inferior más físico y terrenal y el superior más etéreo y espiritual) sucede en Anahata /el chakra del corazón, donde habitan la humildad, el servicio y el amor incondicional.Las emociones no procesadas se almacenan en nuestro cuerpo y el Kundalini Yoga y la meditación trabaja bastante para purgarnos de las cargas emocionales de los traumas del pasado. Sin embargo, para lograr un fortalecimiento y una paz interior duradera, debemos observar y resolver conscientemente nuestras heridas internas. El Kundalini Yoga y la meditación nos ayudan a darnos cuenta de nuestras heridas y nos dan la fuerza y perspectiva para tratar con ellas conscientemente.
Fuentes:Manual de Ravi SinghHispayoga