Buscar este blog

Terapias con cuencos de cuarzo y reiki


Los extraordinarios beneficios de la vibración de los Cuencos de Cuarzo unidos a Reiki hacen que esta sea una experiencia maravillosa.


La terapia con los cuencos de cuarzo nos sana física, mental y emocionalmente.
Todos los patrones, pensamientos, emociones y sensaciones negativas cristalizan en nuestros cuerpos sutiles formando una energía densa. Cuando no se produce la sanación en los niveles sutiles, esa energía va aumentando en densidad y bajando de los niveles etéricos al cuerpo físico.
Cada célula y cada órgano de nuestro cuerpo vibra a una frecuencia determinada. Cuando un órgano está sano su frecuencia vibratoria está en armonía con el resto del cuerpo. Si esta frecuencia se ve alterada, se rompe esta armonía y experimentamos malestar, dolor, enfermedad.
El sonido del cuarzo nos limpia de energías densas, energías del pasado, bloqueos, creencias y pensamientos de incapacidad, de pérdida de poder, etc, de todo aquello que nos impide avanzar, crecer, aprender, ser más conscientes, más libres, más amorosos y compasivos, más sanos, más vitales. El cristal de cuarzo es luz pura. Su vibración es la vibración del Cosmos, la vibración de la Vida.
Los beneficios de la Terapia con Cuencos de Cuarzo es múltiple, pues armoniza todo nuestro sistema físico y energético:
-Estimula la autosanación.
-Libera del estrés.
-Estimula la actividad de las ondas alfa (se alcanzan en la relajación y la meditación profunda)
-Equilibra de los hemisferios cerebrales.
-Estimula la regeneración celular (ADN).
-Equilibra el sistema endocrino.
-Tiene efectos positivos en casos de artrosis, problemas circulatorios, piedras en el riñón, depresión, retención de líquidos, problemas neuronales y otras muchas dolencias.
-Reactiva las funciones cerebrales y neuronales.
-Equilibrio y limpieza de los chakras y del aura.
-Sanación de zonas físicas, emocionales y mentales.
El Sonido del Cuarzo nos envuelve, nos acuna, nos calma...
Reiki nos llena de energía sanadora de amor puro....

No hay comentarios: